Cómo combinar los colores a la hora de decorar

Los colores de una estancia deben ir en sintonía con tus gustos, pero para combinarlos correctamente te explicamos cómo utilizar la regla 60-30-10.

Cómo combinar los colores a la hora de decorar

27 FEBRUARY 2020

Los colores de una estancia deben ir en sintonía con tus gustos, pero para combinarlos correctamente te explicamos cómo utilizar la regla 60-30-10.

 

¿Cuál es tu color favorito? Es una pregunta que nos han hecho muchas veces y que, además, la respuesta a esa pregunta puede llegar a reflejarse en nuestra ropa, gustos y, como no, en la decoración de nuestra casa.

 

A la hora de elegir los colores para decorar una habitación es importante que estos vayan en sintonía con nuestras preferencias personales. Pero, a parte de esto, hay que tener claro dos factores. En primer lugar, hay que saber que según el tipo de colores que utilicemos la estancia transmitirá una idea u otra. Es decir, existen los denominados colores fríos, como el azul, que transmiten frescor y pureza.

 

Mientras que, por otro lado están los colores cálidos, como el naranja o el rojo, que aportan calidez, vivacidad y dinamismo. Por su parte, el negro es sinónimo de elegancia y los colores brillantes dan un aire moderno y sofisticado.

 

Si decoramos una habitación de nuestro hogar optaremos por los que más se adapten a nuestros gustos. Pero, por ejemplo, si se trata de decorar un local comercial, negocio, restaurante, despacho, etc. deberá tenerse en cuenta las ideas que quiere transmitir esa empresa para optar por unos colores u otros y, además, deberán ir en consonancia con la imagen de la marca.

 

La estancia que decoremos no constará de un solo color, sino de varios y, por eso, también es importante saber cómo combinarlos. En Bayeltecnics Design recomendamos combinar tres colores: uno que actúe como color principal, otro secundario y un color de énfasis. Es lo que se conoce como la regla, 60-30-10. 

 

Si, por ejemplo, tenemos que decorar el salón de nuestra casa:

 

El ​color principal ​será el que usemos en mayor cantidad, por lo que normalmente será el color a aplicar en las paredes, suelo o techo, ya que estos elementos son los que ocupan la mayor parte del espacio. Para el color principal recomendamos usar una tonalidad neutra y generalmente clara: blancos, piedras o grises. Afortunadamente, atrás quedaron los tiempos en que se pintaban paredes enteras de color verde o violeta.

 

El ​color secundario ​se aplica en menor medida y generalmente corresponde al color de los muebles, alfombras, cortinajes, etc. Aquí podremos elegir un color que sea de nuestro gusto y que, por lo general, tenga un tono más oscuro que el color principal. Por ejemplo, puede tratarse del beige, gris, azul, etc.

 

El ​color de énfasis tendrá muy poca representación en cantidad respecto a los dos anteriores, pero será el que termine de dar el carácter a la paleta elegida. En nuestro caso éste será el color a aplicar en objetos como cojines, jarrones, lámparas, cuadros, etc. Es decir, objetos decorativos pequeños y que queden repartidos por todo el espacio. Como la intención en este caso es dar énfasis a la estancia, puede ser un color más vivo o primario: negro, blanco, rojo, mostaza, etc.

Como hemos dicho al principio, la elección de este color dependerá de nuestros gustos y de la idea que queramos transmitir, pudiendo así optar por tonos que aporten calidez o colores que den imagen de frescura, etc.

Hay que tener en cuenta que, como este color estará presente en objetos que tienen un menor coste, bastará con cambiarlos cuando queramos dar un ambiente nuevo al salón.

 

Por último, a la hora de combinar colores también podemos optar por jugar con el contraste entre el color principal y los secundarios. Por ejemplo, combinando el blanco y el negro o el gris ártico y el amarillo. O, por el contrario, utilizar colores análogos que transmitan armonía, como por ejemplo la combinación del verde oscuro con azul. 

 

Además, unos buenos aliados para aumentar la intensidad de los colores en la decoración de una habitación son los espejos, ya que ayudan a multiplicar el color y sus reflejos ofrecen un bonito resultado.

 

Ahora solo falta ponerse ¡manos a la obra! Y, ante cualquier duda o problema, en Bayeltecnics Design te ayudaremos encantados.

 

Este artículo fue publicado por Infoclick.